Ya hemos comenzado!

20140902_184539

Después de una semana de “entreno” en la Universidad, y tras alguna que otra complicación con el material (hablamos de 8.000 ejemplares de cada mapa o del regalo), nuestro “Comando” ha comenzado las actividades en el G3. Para que los vecinos confíen en nosotros y nos abran sus puertas, decidimos enviar a cada uno de ellos un folleto explicando las ventajas de PTP Cycle y anunciando la próxima visita de nuestro grupo de Agentes de Movilidad.    Además, se van a incorporar los próximos días posters en los edificios que visitaremos. La Comisión Europea nos encargó el cubrir completamente el barrio del G3, pero además complementaremos la información en otras zonas de Burgos, así que estén atentos puesto que el Comando PTP en cualquier momento puede ir a su casa con información y… algún regalo!

 

20140902_191949

Anuncios

‘Biciosos’, un libro sobre cómo la bici cambia las ciudades y a sus habitantes

El periodista Pedro Bravo ha publicado ‘Biciosos ¿Por qué vamos en bici? y otras preguntas que te haces cuando vas en pedales’, un libro sobre el uso de la bicicleta como medio de transporte en las ciudades. El autor afirma que la bici se está tomando en cuenta en el mundo como uno de los vehículos más destacados en los planes de movilidad. En España ya hay ciudades como Barcelona, Sevilla y Valencia en las que es habitual su uso y muchas otras que ya van por buen camino.

biciosos

‘Biciosos’ pretende ser una análisis de las causas y consecuencias de por qué vamos en bici y por qué debería ir aún más gente. Está estructurado en una serie de preguntas que te haces cuando decides subirte a las dos ruedas, las respuestas pretenden poner en valor a la bici como una solución idónea para todos los ciudadanos.

bicissss

En definitiva, un libro con el que la gente que ya usa la bicicleta se va a sentir identificada y aquellos que aún no se atreven o que están en ello van a encontrar un empujón para decidirse, asegura el autor.

Una ciudad con bicicletas es una ciudad feliz

‘Las ciudades se erigen en columnas espirituales. Como espejos gigantes, reflejan los corazones de sus residentes. Si esos corazones se oscurecen y pierden la fe, las ciudades perderán su brillo”. Con esta cita del poeta y filósofo persa Shams-i-Tabrizi, el diseñador urbano danés-canadiense Mikael Colville-Andersen concluye una intervención en TEDxZúrich en la que resume por qué deberíamos comenzar a replantearnos nuestra forma de diseñar ciudades. Llevamos equivocados más de un siglo.

Colville-Andersen explica que el empleo de bicicletas y, sobre todo, el progresivo abandono del automóvil resulta crucial, no sólo porque reducirá el elevado número de muertos en accidentes, fomente el ejercicio físico o reduzca la contaminación, sino porque influirá en el bienestar del ser humano. Para el diseñador, el medio de transporte en el que nos transportamos de un punto a otro de la ciudad define las relaciones que mantenemos con nuestro entorno y con las personas con las que habitamos.

MÁS SEVILLA

Un pequeño paso para el hombre, un gran paso para la humanidad

Durante siglos el ser humano no necesitó automóviles ya que en un primer momento estos fueron rechazados puesto que no tenían cabida en las ciudades. Las bicis servían para pasear, para desplazarse a la tienda local o jugar. Todo ello cambió con la llegada del coche, que provocó que las ciudades y las relaciones humanas comenzasen a cambiar.

La progresiva urbanización de la era industrial provocó que las calles dejasen de estar frecuentadas por transeúntes y comenzasen a llenarse de coches. Además, se estigmatizó a aquellos que cruzaban por donde no debían llamándolos ‘paletos’. Durante el siglo XX, las calles fueron abandonadas por el ser humano y anegadas por los coches, algo que provocó un rápido aumento de las muertes en accidentes y la contaminación.

bicicleta_ciudad

A ello había que añadirle otro problema. Los principios que generaron el trazado de las ciudades por donde debían circular los automóviles eran particularmente cerrados, y dejaban fuera las costumbres humanas. Los ingenieros diseñaban las ciudades para que los hombres las habitasen. Pero, como explica Colville-Andersen, han de ser los habitantes de las ciudades quienes creen los caminos que ellos transitarán. Y ahí se encuentra la solución.

Las líneas de deseo

En español no existe un concepto semejante al anglosajón ‘desire path’, que podría traducirse como ‘líneas de deseo’, y que fue enunciado por primera vez por el filósofo Gaston Bachelard. Se trata de todos esos caminos que se generan a partir del paso de los usuarios por ellos aunque no existen de antemano, como ocurre con un camino en el bosque.

Como explica el diseñador, un carril bici en su ciudad natal, Copenhague, surgió a partir de una de estas líneas de deseo. Miles de ciclistas se introducían por la acera para llegar a una calle paralela y, en lugar de cerrar el acceso para que estos siguiesen el rumbo predefinido, se creó un carril en dicho paso. En definitiva, se trata de adaptar la ciudad al ser humano, no al revés.

holandesa

Colville-Andersen defiende que la observación del comportamiento de los usuarios garantizará que la ciudad se comporte como la gente quiere y no como los ingenieros han definido. Ello implica que se adopten soluciones que generalmente se descartan rápidamente, como limitar la velocidad de los automóviles, ampliar el tamaño de las aceras o crear más carriles bici.

carril-bici

¿Cuál es el problema de los automóviles si los comparamos con las bicicletas u otros medios de transporte como el autobús o el tren? La respuesta fue proporcionada por la propia hija del diseñador que, a sus tres años y medio, explicó a su padre que los automóviles son estúpidos ‘porque no se ve a la gente en su interior’. Colville-Andersen recuerda que los coches no sólo son menos seguros y contaminan más, sino que contribuyen al aislamiento social propio de la sociedad postindutrial.

En última instancia, el problema radica en que hemos creado ciudades donde el ser humano no puede convivir con los demás. Colville-Anderson recuerda que muchos no utilizarán los carriles bici al principio, pero de igual manera que ahora vivimos enganchados a nuestros smartphones, que apenas existían hace unos años, un buen diseño de los carriles bici provocará la necesidad del ciudadano de emplearlos. Además, ello mejorará el comportamiento humano: el diseñador recuerda que los ciclistas no rompen las reglas porque lo deseen, sino porque las ciudades no están pensadas para ellos.

Una bicicleta imposible de robar

Cada vez más ciudades apuestan por el carril bici o buscan fórmulas para fomentar el uso de este medio de transporte sostenible. Es un vehículo que no contamina, ocupa poco espacio y es el mejor aliado contra el sedentarismo, sin embargo, es muy vulnerable, un caramelo al alcance de los ladrones.

CANDADO

Según las últimas estadísticas el dueño de una bici en la ciudad rara vez puede conservarla durante más de tres años. Aún así, en España se venden al año más bicicletas que coches. Y es que, son muchos los que prefieren la bicicleta como medio para desplazarse en la ciudad, aunque saben que siempre hay que ponerla un candado si no quieren que los ladrones hagan una de las suyas. Pero aún así, muchos han visto cómo sus bicis han sido sustraídas.

Un candado en sí misma

Por ello, tres jóvenes chilenos han creado una bici que no se puede robar. Una bici que se protege de todos aquellos que quieran llevársela y no sean sus dueños.

YwqPuCg

Hasta ahora no existía un método infalible para evitarlo: dejar la bici en calles transitadas, atarla por las ruedas, el sillín y el cuadro. Pero esos consejos quedan para el recuerdo con Yerka, una bicicleta que es un candado en sí misma.

bici no robo

Los chilenos Andrés Roi, Juan Monsalve y Cristóbal Cabello, estudiantes de la Universidad Adolfo Ibáñez, después de ver que sus ahorros siempre debían invertirlos en una nueva bicicleta, puesto que la suya se la habían robado, decidieron buscar una solución: una bici que es un candado en sí misma. Además si alguien rompiera su invento ésta no se podría volver a utilizar, por lo tanto no tendría sentido tratar de llevársela.

Su invento, compatible con cualquier diseño de bicicleta, incorpora un marco con un tubo inferior que se puede doblar, generando dos brazos que junto al tubo del asiento se pueden cerrar funcionando así como lo haría un candado. Mirad:

Aunque todavía no hay fecha de lanzamiento, ni precios, puede que el invento de estos jóvenes estudiantes se convierta en la solución para miles de personas que cada año ven cómo su bici ‘desaparece’.

No somos un estorbo

Por qué no se apartan, es que están siempre en medio, se creen que tienen más derechos que nadie… estos son algunos de los comentarios que habitualmente escuchamos en la calle. El destinatario de estas críticas: el ciclista. Sin embargo, a pesar de que la mayoría de personas que utilizan la bici cumplen la normativa sobre la seguridad vial y utilizan con precaución este medio, cada vez hay más accidentes con ciclistas implicados en nuestra ciudad. Y es que la precaución no solo deben tenerla los ciclistas.

bici choque

Según los datos de la Policía Local registrados hasta el 10 de julio, en lo que va de año se han producido 61 accidentes en los que la bicicleta ha estado implicada. En 43 de ellos había implicada una bicicleta y otro vehículo, lo que muestra que todavía hay mucho por hacer para favorecer la convivencia con este medio de transporte sostenible. Además, en la mayor parte de los casos el ciclista sale perdiendo, pues es un colectivo que no sabe muy bien cuáles son sus derechos.

 bicicleta-peatones

El segundo accidente más habitual entre los ciclistas son las caídas, con 11 accidentes. Tras ellas, están las colisiones entre dos bicicletas, con 4 accidentes registrados y solo en el último lugar, con 3 casos en toda la primera mitad del año, aparecen accidentes en los que un ciclista atropella a un peatón. Lo que supone un porcentaje mínimo de este tipo de siniestros.

Bici-i-vianants2

A pesar de los datos, todavía son muchos los que esperan una normativa más clara que delimite perfectamente los derechos y responsabilidades de ciclistas y peatones. Hasta entonces seguiremos escuchando la mítica frase: ‘siempre en medio’.

bici-come-coche